Altavoz España
Noticias

El disco que cambió el rap en España

“Vicios y Virtudes” está en el Top5 de discos del género.

“Vicios y Virtudes” fue un punto de inflexión, “la confirmación de que Violadores del Verso era un grupazo y que lo de “Genios” no había sido casualidad” resume R de Rumba para recordar los 20 años del nacimiento de este disco.

Hace dos décadas la escena del hiphop era diferente, era precaria y escasa. Hacer una gira nacional o tocar fuera de tu ciudad era un lujo que pocos grupos de rap podían ni si quiera soñar. Pero Violadores del Verso era uno de esos pocos grupos; su álbum “Genios” había supuesto una revolución en el rap español y se esperaba su segundo disco con una mezcla de esperanza y miedo. Y no defraudaron. “Vicios y Virtudes” modernizó la forma de entender el rap, con unos códigos y un sonido propios, que hicieron que Doble V rompiese barreras inalcanzables hasta entonces para un grupo de hiphop en España.

“Para nosotros significó consolidarnos como un grupo hecho y derecho. Demostrar que lo que había pasado con Genios y otros singles y maxis no era una anécdota, y nos sirvió para explotar tanto en la escena hiphop como en la música en general. Comenzamos a hacer conciertos más grandes y demostramos que no fue cosa de un disco, sino que había buenas letras y música, y que éramos una apuesta de futuro”. El que habla es R de Rumba, uno de los grandes causantes de este éxito. Si Violadores sonaba como sonaba era en gran medida a sus instrumentales. Rumba es considerado el arquitecto del sonido de VdV.

De sus manos nació un disco redondo, un trabajo conceptual del primer al último tema y donde el término HipHop de imponía sobre todos lo demás al analizarlo canción a canción. Desde la intro, con ese sonido de hielos tan característico y aquel “No puedes competir con los que inventaron tu estilo”, ya se te empezaba a erizar el vello. Introducía una de las mejores canciones que hizo nunca el grupo, “Vicios y Virtudes”, con un estribillo hipnóticamente pegadizo. Tras ello Lírico demostraba estar en el mejor momento de su carrera con un “Marrones, morenas, coronas” donde derrochaba estilazo por los cuatro costados. Y preparando el terreno para una de las mejores canciones que ha hecho nunca Kase-O: “Trae ese ron”. Javier Ibarra se puso serio para crear este corte donde la crítica política y el vacile nos demostraban que estábamos ante un rapero diferente a los demás, con un dominio de la métrica y de la voz que no se había visto hasta el momento. “No es ningún trofeo noble” nos bajaba un poco las pulsaciones, con una instrumental sobria y lenta que daba paso a “Tu y tus historias”, donde Rumba reclamaba su parte de protagonismo con un interludio en el que creaba una conversación a base de samplers. Kase y Lírico ya habían tenido su “A solas con un ritmo”, así que ahora le tocaba el turno a Hate, quien se acompañó de Nafamacho para dar vida a “No pasa nada” en una canción que además servía para mostrar respeto por el grupo pionero del rap español, CPV.

Fuente: Mondo Sonoro

TE RECOMENDAMOS SEGUIR LEYENDO

Confirmado el cartel del veintinco aniversario de Sonorama

Redacción

Aluvión de nombres para el nuevo cartel del Cruïlla XXS

Redacción

Battosai aumenta su apuesta

Redacción